5 consejos para perder grasa

Obtén y mantén el porcentaje de grasa deseado y aléjate de los mitos porque no todo lo que dicen es cierto.

Cómo perder grasa corporal

Regla # 1: Quema más calorías de las que comes. La pérdida de peso es simple: si quemas más calorías de las que consumes, bajarás de peso. Demasiada gente subestima cuánto comen y sobreestiman cuántas calorías queman. Evita las conjeturas y crea un diario de alimentos durante una semana. Cuenta exactamente cuántas calorías estás ingiriendo. Te sorprenderás. Ahora comienza a comer menos calorías por día. Por supuesto, no estamos diciendo de dejar de cenar, pero reduce el tamaño de tus porciones y limita los carbohidratos. Cualquier comida basura o procesada que estés comiendo debe ser la primera en eliminar.

Regla # 2: Come más proteína. De todos los alimentos que comes, los de alta proteína son de los más importantes para perder grasa. En primer lugar, te mantienen lleno, lo que evita comer en exceso y comer snacks innecesariamente. En segundo lugar, aumentan la quema de calorías a través del día porque la proteína utiliza más energía para la digestión que los carbohidratos o la grasa. En tercer lugar, cuando se acompaña con el entrenamiento con resistencias, una dieta rica en proteínas previene la pérdida muscular que de otra manera podría suceder cuando se reducen las calorías en la dieta.

Regla # 3: Come más grasas saludables. La grasa de los alimentos no necesariamente se depositan alrededor de tu cintura, de hecho, las necesitamos para un buen funcionamiento de nuestro organismo. Come más grasas saludables y reduce los carbohidratos, lo que puede aumentar el azúcar en la sangre y elevar los niveles de insulina, lo que lleva a más almacenamiento de grasa. Consigue por lo menos que el 25% de tus calorías provengan de buenas fuentes de grasa como aceites vegetales, pescado azul, frutas como el aguacate y evita las grasas trans artificiales, que se han ligado a numerosos problemas como enfermedades cardíacas.

Regla # 4: Hazte más fuerte. Muchas personas todavía piensan que la clave para la pérdida de grasa es el cardio. Y mientras que el cardio ayuda a quemar algunas calorías a través de la combustión de las grasas, no hace demasiado para desarrollar los músculos debajo de la grasa. Demasiado cardio junto con un déficit calórico puede causar una pérdida de músculo y provocar un estado débil. Realizar ejercicios de musculación y fuerza nos ayudan a preservar nuestra masa muscular y a que nuestro ritmo metabólico basal disminuya lo menos posible.

Regla # 5: Dormir al menos 7 horas por la noche. Reducir el sueño aumenta los niveles de cortisol, una hormona del estrés, que causa el almacenamiento de grasa. En un estudio de más de 6.000 participantes, los investigadores japoneses encontraron que cantidades más cortas de sueño se asociaron con mayores niveles de IMC y perímetros de cintura más grandes. La privación del sueño también interfiere con la recuperación y la producción de la hormona del crecimiento. Duerme por lo menos siete horas de sueño ininterrumpido cada noche. Si tiene dificultad para dormir, deja de tomar cafeína después del mediodía, limita tu consumo de alcohol (lo cual arruina la calidad del sueño) y crea un ritual para preparar tu cuerpo y mente para dormir.